¿EN QUÉ CASOS ES OBLIGATORIO?

Edificios o partes de edificios existentes (viviendas y locales comerciales) que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario.